1 JUAN 3 – EL HIJO DE DIOS

Los hijos de Dios son sin pecado, como Jesús lo fue en esta tierra. El propósito de su venida fue justamente librar a su pueblo de sus pecados, para que una vez nacidos del agua y del Espíritu, ya con Cristo dentro de ellos, se conduzcan imitándolo en todo. 

LETRA 

/El que hace pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio 

Para esto apareció el Hijo de Dios, para que deshaga las obras del diablo/ 

Cualquiera que es nacido de Dios, /no hace pecado/ 

/Porque la simiente de Dios mora en él y no puede pecar porque es nacido de Dios/ 

 

/El que dice que permanece en Jesús, debe andar como Él anduvo/ 

 

Cualquiera que es nacido de Dios, /no hace pecado/ 

/Todo aquel que permanece en Jesús, no peca/ Todo aquel que peca no le ha visto ni le ha conocido 

Todo aquel que peca, no le ha conocido/