CANTARÉ EN MI VIDA – SALMO 104:33-35

En la Escritura siempre se presentan dos pueblos: el pueblo del Señor que lo adora con sus obras justas, y otro pueblo de impíos, contra quienes está el rostro de Dios, y de quienes los justos piden que Él los libre. El salmista le ordena a su alma que bendiga a Dios, recordando su potestad sobre la tierra y todo cuanto en ella hay. 

LETRA 

A el Señor cantaré en mi vida  

Y a mi Dios cantaré salmos mientras viva. 

Dulce será mi meditación en Él; 

Yo me regocijaré en Yahvé. 

// /Bendice, alma mía, a Yahvé/ 

Aleluya// 

 

/Sean consumidos de la tierra los pecadores, 

Y /los impíos/ dejen de ser/ 

/Sea la gloria de Yahvé para siempre; 

Alégrese Yahvé en sus obras/ 

 

///Bendice, alma mía, a Yahvé 

Aleluya// 

 

Él mira a la tierra, y ella tiembla; 

////Toca los montes, y humean//// 

-Toca mi mente, toca mi corazón- 

-Toca mi vida, avívame, en tu fuego- 

-Hazme una antorcha viva hoy-