Álbum Completo

Descarga el álbum completo de Meditaciones del cerrazón , el álbum esta comprimo en WinRAR,deben de tener un este programa para descomprimirlo y así escuchar todas las canciones.

GUARDA TU ALMA – SALMO 121

Dios es socorro, refugio, guardador y fuerza de los que en Él confían, pues no duerme ni deja caer en el pecado a sus hijos. Este ritmo alegre recuerda al pueblo de Dios sus eternos cuidados y protección para su Israel espiritual, los que esperan a Jesús en santidad. 

LETRA 

/ /Alzaré mis ojos a los montes; 

¿De dónde vendrá mi socorro? / 

/Mi socorro viene del Señor, 

Que hizo los cielos. 

Mi socorro viene del Señor,  

Que hizo la tierra/  

 

No dará tu pie al resbaladero, 

Ni se dormirá el que te guarda. 

He aquí, no se adormecerá ni dormirá 

El que guarda a Israel. 

 

El Señor es tu guardador; 

Es tu sombra a tu mano derecha. 

El sol no te fatigará de día, 

Ni la luna de noche. 

Te guardará de todo mal; 

Él guardará tu alma. 

Yahvé guardará tu salida y tu entrada 

//Desde ahora y para siempre// / 

 

Yahvé es tu guardador; 

Es tu sombra a tu mano derecha. 

El sol no te fatigará de día -tu pie no tropezará-, 

Ni la luna de noche. 

Te guardará de todo mal; 

Él guardará tu alma -Él guardará tu alma-. 

Yahvé guardará tu salida y tu entrada 

//Desde ahora y para siempre// 

ESFUÉRZATE Y SÉ VALIENTE – JOSUÉ 1:8-9

Estas palabras salidas de la boca de Dios para su siervo Josué son también una enseñanza y orden preciosa de Dios para todos sus santos y una promesa de recibir su bendición, compañía y prosperidad si guardan todos sus mandamientos con esfuerzo y valor. 

LETRA 

//Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley,  

Sino que de día y de noche meditarás en él/,  

Para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito;  

Porque entonces harás prosperar tu camino,  

Y todo te saldrá bien/ 

  

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente;  

No temas ni desmayes,  

Porque Yahvé tu Dios estará contigo adonde vayas. 

 

Solamente esfuérzate y sé muy valiente 

Para cuidar de hacer conforme 

A toda le ley que mi siervo te mandó 

Para que seas prosperado 

En todas las cosas que emprendas. 

PRÍNCIPE DE PAZ – ISAÍAS 9:6-7

Jesús fue anunciado por los profetas para los que un día tendrían el privilegio de verlo y escucharlo en esta tierra, y para los que por fe creen y creerán en que es el Mesías enviado por Dios para salvación de su verdadera iglesia, para quien compró paz, salud y vida eterna para estar a su lado para siempre. 

LETRA 

Porque un niño nos es nacido,  

Hijo nos es dado,  

/Y el principado sobre su hombro/;  

/Su nombre es Admirable,  

Su nombre es Consejero,  

Su nombre es Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz/  

 

Lo dilatado de su imperio  

Y la paz no tendrán límite,  

Sobre el trono de David  

Y /sobre su reino/,  

 

Disponiéndolo  

Y confirmándolo  

En juicio y en justicia  

Desde ahora  

Y para siempre.  

 

El celo de Yahvé hará esto. 

 

Jesucristo es el Mesías 

-Príncipe de paz- 

Que vino como siervo 

-Príncipe de paz- 

Y vuelve como Rey 

-Príncipe de paz-. 

PUEBLO MÍO – ISAÍAS 26:20-21

Esta versión de la profecía del Señor fue guiada por Dios al equipo durante una pandemia mundial en la que aun a la iglesia le fue mandado quedarse en casa. Es también una palabra para los tiempos finales, en que Dios derramará su ira contra los malos, y sus santos deberán esperar aún la salvación de Dios. 

LETRA 

//Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas;  

Escóndete un poquito, /por un momento, en tanto que pasa la indignación//  

Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra Él 

Y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella,  

Y no encubrirá ya más a sus muertos. 

 

/En el día en que Yo actúe discerniréis la diferencia entre el justo y el malo/ 

LEVANTO MI ALMA – SALMO 25:1-9

David pide a Dios protección de sus enemigos y que no tenga memoria del tiempo en que pecó contra Él. Pero este salmo no se trata en su totalidad de David, sino de Aquel de quien habla toda la Escritura (Lucas 24:44): de Jesús, rogando al Padre que lo dirigiera en este mundo, diciéndole qué hacer, a dónde ir y a quiénes encaminar y enseñar su carrera. 

LETRA 

/A ti, oh, Yahvé, levantaré mi alma/ 

Dios mío en ti confío, no sea yo avergonzado, 

No se alegren de mí mis enemigos / 

A ti, oh, Yahvé, levantaré mi alma 

 

Acuérdate, oh, Yahvé, de tus piedades 

Acuérdate, oh, Yahvé, de tus misericordias 

De los pecados de mi juventud y de mis rebeliones 

No te acuerdes. 

A ti, oh, Yahvé, levantaré mi alma 

 

Bueno y recto es Yahvé 

Por tanto Él enseñará a los pecadores el camino 

Encaminará a los humildes por el juicio 

Y enseñará a los mansos su carrera 

//A ti, oh, Yahvé, /////levantaré mi alma///// // 

Solo a ti 

-Ten misericordia de mí 

A ti levanto mi alma 

A ti levanto mi súplica 

Pues yo sé que Tú me escuchas 

Tú me ayudas 

A ti clamé y Tú me rescataste 

Con misericordia me miraste-. 

ERES MI DIOS – SALMO 56:8-13

Un pasaje que prepara a la iglesia para los tiempos de tribulación que han de venir sobre el mundo, una preciosa adoración que reconoce a Dios como la única porción y esperanza del alma aún en las angustias más ondas y las pruebas más difíciles. 

LETRA 

/ Mis huidas tú has contado; 

Pon mis lágrimas en tu redoma; 

¿No están ellas en tu libro? 

Serán luego vueltos atrás mis enemigos, el día en que yo clamare; 

///Esto sé, que tú eres mi Dios/// / 

 

/Esto sé, que tú eres mi Dios 

No temeré 

Esto sé, que tú eres mi Dios 

¿Qué puede hacerme el hombre? / 

 

Sobre mí, oh Dios, están tus votos; 

Te tributaré alabanzas. 

Porque has librado mi alma de la muerte, 

Y mis pies de caída, 

Para que ande delante de Dios 

/En la luz de los que viven/ 

 

/En el día que yo temo, 

En ti confío/ 

 

///////// /Esto sé/, que tú eres mi Dios///////// 

/No temeré 

¿Qué puede hacerme el hombre?/ 

 

/////En Yahvé su Palabra alabaré ///// 

CANTARÉ EN MI VIDA – SALMO 104:33-35

En la Escritura siempre se presentan dos pueblos: el pueblo del Señor que lo adora con sus obras justas, y otro pueblo de impíos, contra quienes está el rostro de Dios, y de quienes los justos piden que Él los libre. El salmista le ordena a su alma que bendiga a Dios, recordando su potestad sobre la tierra y todo cuanto en ella hay. 

LETRA 

A el Señor cantaré en mi vida  

Y a mi Dios cantaré salmos mientras viva. 

Dulce será mi meditación en Él; 

Yo me regocijaré en Yahvé. 

// /Bendice, alma mía, a Yahvé/ 

Aleluya// 

 

/Sean consumidos de la tierra los pecadores, 

Y /los impíos/ dejen de ser/ 

/Sea la gloria de Yahvé para siempre; 

Alégrese Yahvé en sus obras/ 

 

///Bendice, alma mía, a Yahvé 

Aleluya// 

 

Él mira a la tierra, y ella tiembla; 

////Toca los montes, y humean//// 

-Toca mi mente, toca mi corazón- 

-Toca mi vida, avívame, en tu fuego- 

-Hazme una antorcha viva hoy- 

SE OYE UNA VOZ

Este es un llamado a la vida de Dios dirigido al creyente que no tiene a Jesús en su corazón. Una melodía inspirada en Apocalipsis 3:20, pasaje en que tristemente una de las iglesias que hay en el mundo, tiene a Jesús fuera de ella. Es una evidencia también de que ante Jesús toda su iglesia y la humanidad son bien conocidas, y solo los nacidos de Dios son vestidos de vestiduras blancas. 

LETRA 

Se oye una voz en lo profundo de tu ser, en tu corazón 

Es el Señor, llama a tu puerta, quiere entrar 

Si no quieres se irá,  

Pero te perderías de su salvación  

Y su amor no tendrías,  

Ni su luz brillando en tu interior. 

 

Sabe todo de ti, 

Aunque te cubras estarás desnudo ante Él 

¿No te has puesto a pensar hace cuánto camina junto a ti? 

No le has dejado entrar 

Porque estás complacido si a tu lado va 

Si de Dios no has nacido el amor del Padre en ti no está 

 

Eres solo un creyente en quien Jesús no está 

Pobre, ciego y desnudo, 

Que a Jesús abrir la puerta nunca pudo. 

 

Iglesia: Yo estoy a la puerta y llamo. 

Oye mi voz y abre la puerta. 

ESPONTÁNEO-BASADO EN SALMO 119 

El salmo 119, en su lengua original fue pensado como un acróstico que contiene una preciosa oración. Inicia reconociendo como bienaventurados a los obedientes a la ley del Señor, que le buscan de todo su corazón, andando en perfección delante de Él. 

LETRA 

/Bienaventurados los perfectos de camino 

Los que andan en la ley del Señor 

 

Bienaventurados los que guardan sus testimonios 

Y con todo el corazón le buscan/