GUARDA TU ALMA – SALMO 121

Dios es socorro, refugio, guardador y fuerza de los que en Él confían, pues no duerme ni deja caer en el pecado a sus hijos. Este ritmo alegre recuerda al pueblo de Dios sus eternos cuidados y protección para su Israel espiritual, los que esperan a Jesús en santidad. 

LETRA 

/ /Alzaré mis ojos a los montes; 

¿De dónde vendrá mi socorro? / 

/Mi socorro viene del Señor, 

Que hizo los cielos. 

Mi socorro viene del Señor,  

Que hizo la tierra/  

 

No dará tu pie al resbaladero, 

Ni se dormirá el que te guarda. 

He aquí, no se adormecerá ni dormirá 

El que guarda a Israel. 

 

El Señor es tu guardador; 

Es tu sombra a tu mano derecha. 

El sol no te fatigará de día, 

Ni la luna de noche. 

Te guardará de todo mal; 

Él guardará tu alma. 

Yahvé guardará tu salida y tu entrada 

//Desde ahora y para siempre// / 

 

Yahvé es tu guardador; 

Es tu sombra a tu mano derecha. 

El sol no te fatigará de día -tu pie no tropezará-, 

Ni la luna de noche. 

Te guardará de todo mal; 

Él guardará tu alma -Él guardará tu alma-. 

Yahvé guardará tu salida y tu entrada 

//Desde ahora y para siempre//